TRATADO DE MEDICINA

TRATADO DE MEDICINA. ANATOMÍA Y FISIOLOGÍA

Editorial:
EDITORIAL RENACIMIENTO
Año de edición:
Materia BIC
Historia de la medicina
ISBN:
978-84-17950-43-9
Páginas:
348
Encuadernación:
Rústica
Disponibilidad:
EN LIBRERÍA
Colección:
BIBLIOTECA HISTORICA

19,90 €
Comprar

En dólares:

$ 27,46
EN LIBRERÍA

La más importante obra médica del sabio cordobés Abul-l-Walid Ibn Rusd, Averroes (1126-1198), lleva por título Kitab al-Kulliyyat fil-tibb, esto es, Libro de las generalidades de la Medicina, o Tratado general de Medicina o, simplemente, Tratado de Medicina. Fue prontamente traducido al hebreo, y también al latín con el nombre de Colliget. Representa la más lograda síntesis medieval de los saberes prácticos de la Medicina de Galeno y los principios teóricos de la Filosofía Natural de Aristóteles. Averroes viene a ser la gran figura del aristotelismo islámico del siglo XII, del mismo modo que Santo Tomás de Aquino sería el campeón del aristotelismo cristiano en el siglo XIII. Las páginas del Tratado de Medicina brindan al lector un insólito viaje al corazón de la Edad Media. En el presente volumen, se hace una amplia descripción de cada uno de los siete libros del Colliget y un estudio completo de los libros I (Anatomía) y II (Fisiología). De estos libros, así como de la Introducción y Plan General de la Obra, se ofrece la correspondiente traducción española, basada en las ediciones latinas (Venecia, apud Iun

AVERROES
Abu-I-Walid Ibn Rusd, el Averroes de los latinos, procedía de la familia cordobesa de los Banu Rusd, famosa durante seis o más generaciones. Nación en Córdoba en el año 1126, y murió en Marrakus el 10 de diciembre de 1198. Fue cadí mayor de Sevilla y Córdoba y médico de cámara de la corte almohade. Es el mayor pensador del islam y el más universal de los nacidos en la Península Ibérica. Sus lecturas de la obra de Aristóteles le convirtieron en el comentador por antonomasia. Su pensamiento revolucionaría la teología, la filosofía y la ciencia política del Medievo, al distinguir los territorios de unas y otras. Incluso su obra naturalista y médica está llena de curiosas observaciones empíricas, que alcanzan hasta los datos sobre la cocina de su tiempo. Tan gran universalidad no le impidió considerar a Córdoba como la tierra más hermosa y a los andalusíes como los hombres más inteligentes

Otros libros del autor