NOCHE INTERRUMPIDA LA

NOCHE INTERRUMPIDA LA. TRILOGÍA DE LOS AUBREY 2

Editorial:
EDITORIAL SEIX BARRAL, S.A.
Año de edición:
Materia
Narrativa Hispánica
Materia BIC
FICCIÓN MODERNA Y CONTEMPORÁNEA
ISBN:
978-84-322-3729-4
Páginas:
448
Encuadernación:
Rústica
Disponibilidad:
SIN STOCK
Colección:
Biblioteca Formentor

21,00 €
Comprar
SIN STOCK








Con la marcha de Piers, un marido tan soñador como irresponsable, y la venta de algunos cuadros valiosos, Clare Aubrey parece tomar por fin las riendas de su familia. Rose y Mary siguen formándose como pianistas, mientras Cordelia se ve forzada a trabajar como asistente de un marchante de arte y a renunciar para siempre a sus aspiraciones artísticas, y Richard Quin, el hermano menor, contempla la posibilidad de estudiar en Oxford.
La noche interrumpida continúa la trilogía de la inolvidable familia Aubrey en los albores del siglo xx, cuando la mayoría de edad de las chicas, con su aceptación gradual del amor y la pérdida, se torna aún más conmovedora a medida que se suceden los acontecimientos que desembocarán en la Primera Guerra Mundial y sus dramáticas consecuencias.
Merecedora del elogio unánime generación tras generación, Rebecca West es «una de las gigantes de la literatura inglesa. Nadie en este siglo ha usado una prosa más deslumbrante, ha tenido más espíritu o ha observado las tortuosidades del carácter humano y los aspectos del mundo de un modo más inteligente», The New Yorker.






WEST, REBECCA
Rebecca West (1892-1983) fue aclamada como la mujer de letras más importante de su tiempo, llegando a ser nombrada dama del Imperio Británico. Fue una periodista prolija que escribió en muchas cabeceras americanas y británicas, como The New Yorker, New York Herald Tribune o The Daily Telegraph. Feminista sui géneris, (con una personalidad demasiado indomable para aceptar ninguna etiqueta), fue una verdadera adelantada a su tiempo: escritora, periodista, sufragista, y con una carrera plagada de éxitos periodísticos y literarios. Amiga de Virginia Woolf y de Doris Lessing, tuvo un hijo con H. G. Wells siendo soltera, aunque conseguiría que éste lo reconociera.