FRONTONES MADRILEÑOS

FRONTONES MADRILEÑOS. AUGE Y CAÍDA DE LA PELOTA VASCA EN MADRID

Editorial:
EDICIONES LA LIBRERÍA
Año de edición:
Materia BIC
Madrid, Comunidad de
ISBN:
978-84-9873-204-7
Páginas:
224
Encuadernación:
Rústica
Disponibilidad:
Envío en 3 días.

10,90 €
Comprar
Envío en 3 días.

Antes de que el fútbol monopolizara por completo la atención del aficionado madrileño, la pelota vasca fue el deporte que más pasiones desató entre los vecinos de la Villa y Corte. Desde finales del siglo XIX, los pelotaris profesionales compitieron en popularidad con los más afamados toreros y se levantaron para el juego de pelota frontones con capacidad para cuatro mil y cinco mil espectadores y las comodidades de un teatro. Con el tiempo, todos estos frontones -excepto el Frontón Beti Jai, que sobrevive en ruinosas condiciones en la calle Marqués de Riscal- fueron desapareciendo, al igual que la afición por la pelota. En este libro, se recupera la desconocida historia del auge y caída de la pelota vasca en Madrid y los detalles sobre los principales frontones que existieron en la ciudad hasta hace unas décadas, en un relato lleno de sorprendentes descubrimientos: el éxito de la cesta-punta, el pelotari madrileño que fue primer campeón olímpico español, las actuaciones de Mata Hari y Anita Delgado en el Frontón Central, las mujeres pelotaris, la sección de pelota del Atlético de Madrid y el Real Madrid... En definitiva, historia viva de Madrid a través de sus frontones.

RAMOS ALTAMIRA, IGNACIO
Ignacio Ramos Altamira (Madrid, 1968) es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid (1992) y trabajó durante una década en prensa y radio. Más tarde, se dedicó a la enseñanza en institutos de educación secundaria y desde hace quince años desarrolla una labor de investigación histórica sobre el arte, la cultura y el deporte madrileño y español. Amante de la tierra y la cultura alicantina y colaborador de publicaciones como Información o Canelobre, en su libro homenajea la desconocida historia del Jardín-Escuela que llevó el nombre de su ilustre bisabuelo, Rafael Altamira.

Otros libros del autor