CUENTOS  NORTEAMERICANOS I

CUENTOS NORTEAMERICANOS I

Editorial:
EDITORIAL POPULAR, S.A.
Año de edición:
Materia
Narrativa Hispánica
ISBN:
978-84-7884-839-3
Páginas:
138
Encuadernación:
Rústica
Disponibilidad:
Disponib 24/48H
Colección:
Letra grande

7,25 €
Añadir a cesta
Disponib 24/48H

Aunque en toda la historia de la literatura se pueden encontrar señales de anticipación al cuento moderno, es en el siglo XIX cuando consigue, en Norteamérica, un considerable auge, ya sea por el peculiar estilo de vida americano unido al apogeo del periódico y revistas literarias. Aunque se considera a Edgard Allan Poe el padre del cuento tal y como lo conocemos en nuestros días, los autores que hemos recogido en esta selección son precursores del cuento moderno. Mark Twain, O. Henry, Jack London, F. Scott Fitzgerald componen tan solo una pequeña representación de los comienzos de la historia del cuento en Norteamérica, pero son muchos los autores y muchas las sorprendentes historias que presentamos en esta antología y en otros volú-menes posteriores.

TWAIN, MARK
Mark Twain es el seudónimo con el que firmaba Samuel Langhorne Clemens (Florida, Missouri, 1835-Reddind, Connecticut, 1910). Norteamericano enormemente inquieto, su vida fue un constante ir y venir. Dejó la escuela a los trece años para entrar de aprendiz en una imprenta. Realizó las tareas más diversas y, sobre todo, escribió muchísimo. Con todo, jamás abandonó los estudios y se doctoró en letras y en leyes. Viajó por América y Europa y visitó Palestina y las islas Hawai. Su vida está plagada de anécdotas divertidas que demuestran una profunda independencia personal, un rechazo total a vivir con ataduras. Dio conferencias por todas partes y fue nombrado doctor honoris causa por la universidad inglesa de Oxford, una de las más prestigiosas del mundo. Su vida literaria se caracteriza por una producción muy abundante, llena siempre de humor, de un humor que con los años se fue volviendo agrio, profundamente crítico e incluso agresivo. En algunas de sus obras, como Las aventuras de Tom Sawyer, Mark Twain narra muchos hechos de su infancia, marcada por una sociedad, según él, estrecha y puritana.