OXFORD BOOKWORMS 4. GULLIVER'S TRAVELS MP3 PACK

OXFORD BOOKWORMS 4. GULLIVER'S TRAVELS MP3 PACK

Editorial:
OXFORD UNIVERSITY PRESS ESPAÑA, S.A.
Año de edición:
Materia
Autoaprendizaje Inglés
Materia BIC
Didáctica: lengua inglesa y alfabetización
ISBN:
978-0-19-462106-9
Encuadernación:
Rústica
Disponibilidad:
EN STOCK
Colección:
Oxford Bookworms

9,65 €
Comprar

En dólares:

$ 13,32
EN STOCK

Ideal for intermediate and more confident learners of English looking to improve or practise their English. The book is filled with useful vocabulary that is carefully graded and easy to understand, it also comes with audio, so that you can listen to the story at the same time as reading.When Black Beauty is trained to carry a rider on his back, or to pull a carriage behind him, he finds it hard at first. But he is lucky - his first home is a good one, where his owners are kind people, who would never be cruel to a horse.But in the nineteenth century many people were cruel to their horses, whipping them and beating them, and using them like machines until they dropped dead. Black Beauty soon finds out, and as he describes his life, he has many terrible stories to tell.

SWIFT, JONATHAN
Jonathan Swift (Dublín, 1667?1745) cursó estudios en el Trinity College y se ordenó sacerdote anglicano en 1695 tras una fallida experiencia como diplomático profesional en Inglaterra. Aunque inicialmente se alineó ideológicamente con el partido liberal, sus importantes diferencias de criterio con sus compañeros de filas lo llevaron a militar en el partido tory (conservador), cuando éste logró el poder en Inglaterra en 1710. En 1713 fue nombrado deán en la catedral de San Patricio, en Dublín. Los años siguientes, hasta que perdiera sus facultades físicas y psíquicas en el último lustro de su vida, están marcados por un sentimiento de soledad y amargura personal cada vez mayor, en contraste con una fama literaria creciente y con una inmensa popularidad como defensor de la causa irlandesa. Su epitafio, escrito por él mismo, reza: «Aquí yace el cuerpo de Jonathan Swift, déan de la catedral, en un lugar en que la ardiente indignación no puede ya lacerar su corazón. Ve, viajero, e intenta imitar a un hombre que fue un irreductible defensor de la libertad.»