POESÍA CASTELLANA

POESÍA CASTELLANA

Editorial:
EDICIONES AKAL, S.A.
Año de edición:
Materia
Poesía
Materia BIC
Poesía de poetas individuales
ISBN:
978-84-460-4350-8
Páginas:
496
Encuadernación:
Cartoné
Disponibilidad:
EN LIBRERÍA
Colección:
Vía Láctea

35,00 €
Comprar

En dólares:

$ 48,30
EN LIBRERÍA

La obra poética de Garcilaso de la Vega compuesta por cuarenta sonetos, cinco canciones, una oda en liras, dos elegías, una epístola, tres églogas y siete coplas castellanas y tres odas latinas se publicó por primera vez en 1543, a modo de apéndice de las Obras de Juán Boscán. La producción lírica de Garcilaso, máxima expresión del  Renacimiento castellano, se convirtió, desde muy pronto, en una referencia inexcusable para los poetas españoles, que desde entonces no pudieron ignorar la revolución métrica y estética operada por él en la lírica española, al adaptar la métrica del castellano a los moldes del endecasílabo con tanto virtuosismo como sensibilidad, y encontrar en la nueva musicalidad del verso una consonancia con los acordes de una nueva sentimentalidad y un nuevo repertorio de temas, estructuras y recursos estilísticos procedentes del petrarquismo. La presente edición de la obra completa de Garcilaso pone a disposición del lector un texto moderno, pero no por ello exento de la corrección y del rigor exigibles al trabajo filológico. Tomando como base la edición crítica del especialista Bienvenido Morros (1995), cada poema es estudiado con profundidad y exhaustivamente anotado por los dos editores de la obra, Julián Jiménez Heffernan e Ignacio García Aguilar. Además, la edición cuenta con un esclarecedor estudio preliminar a cargo de Pedro Ruiz Pérez, catedrático de Literatura Española de la Universidad de Córdoba.Sin duda Garcilaso es el poeta de la elegancia, del que tantos otros, y grandes, se sentirán deudos, desde Luis de Góngora hasta Alberti, Juan Ramón Jiménez o Gustavo Adolfo Bécquer.

DE LA VEGA, GARCILASO
Representan el ideal renacentista, que aúna el ejercicio de las armas con el de las letras. Participaron en distintas campañas bélicas - como la expedición a la isla de rodas o la que levantó el cerco de Viena - y formaron parte de la corte del emperador Carlos V, lo que los llevó a visitar Italia con frecuencia. Juan Boscán /1487/1491 - 1542) nació y murió en Barcelona. Su gran amigo Garcelaso de la Vega nació en Toledo en 1501 y murió en Niza en 1536, tras ser herido en el asalto a una fortaleza. Su breve vida estuvo marcada por las aventuras amorosas y el heroismo guerrero.