LA NACIÓN TARDÍA

LA NACIÓN TARDÍA. SOBRE LA SEDUCCIÓN POLÍTICA DEL ESPÍRITU BURGUÉS (1935-1959)

Editorial:
EDITORIAL BIBLIOTECA NUEVA, S.L.
Año de edición:
Materia
Teoría Política
Materia BIC
Política comparada
ISBN:
978-84-16647-71-2
Páginas:
240
Encuadernación:
Bolsillo
Disponibilidad:
Sin stock. Entrega estimada en 2/3 dí

22,90 €
Comprar

En dólares:

$ 31,60
Sin stock. Entrega estimada en 2/3 dí

Plessner replantea aquí la cuestión de la genealogía del fascismo. Parte de dos observaciones: por un lado, la ideología y la política del nacionalsocialismo encontraron un eco relativamente grande en la élite intelectual. Por otro, no hay que desconocer que en aquella negra amalgama de mito pangermanista y antisemitismo, de biología racista y decisionismo, intervinieron algunos elementos de las grandes tradiciones de Herder, de Schelling y de Nietzsche, Considera que el fragmento nacionalsocialista de la historia alemana ha de ser entendido desde el contexto de la tradición de la propia Alemania.

HELMUTH PLESSNER
Nació en Wiesbaden (Alemania), hijo de madre cristiana y de un médico judío. Estudió zoología y biología en las Universidades de Heidelberg y Berlín. En 1914 se traslada a Göttingen para estudiar fenomenología con Edmund Husserl. Entre 1920 y 1933 ejerce la docencia en la Universidad de Colonia. En esta época, decisiva para su evolución intelectual, publica La unidad de los sentidos. Lineamientos de una estesiología (1923), preámbulo de la más importante de sus obras: Los estadios de lo orgánico y el hombre. Introducción a la antropología filosófica (1928). En 1933 se ve obligado a abandonar Alemania y, con la ayuda de Buitendijk, se establece en 1934 en Groninga (Holanda). Refugiado durante la ocupación alemana, su condición de medio judío le preservará de compartir el destino de muchos judíos holandeses. En 1946 es nombrado catedrático de filosofía de la Universidad de Groninga. Durante sus años de exilio holandés escribirá dos libros fundamentales: El destino del espíritu alemán al final de su época burguesa (1935) y La risa y el llanto (1941). Jubilado en 1962, fijará su residencia cerca de Zúrich, en cuya Universidad impartirá cursos y seminarios. En 1972 fue nombrado doctor honoris causa por esa misma Universidad y, en años sucesivos, por las de Groninga, Friburgo y Göttingen.