CUENTOS PORTUGUESES

CUENTOS PORTUGUESES

Editorial:
GADIR EDITORIAL S.L.
Año de edición:
Materia
Clásicos
Materia BIC
Cuentos
ISBN:
978-84-941466-4-0
Páginas:
172
Encuadernación:
Otros
Disponibilidad:
Sin stock. Entrega estimada en 2/3 dí

16,00 €
Comprar

En dólares:

$ 22,08
Sin stock. Entrega estimada en 2/3 dí

Esta antología trata de ser un homenaje a cuatro de los autores más grandes de la literatura portuguesa moderna, siempre insuficientemente conocida en el ámbito de los lectores en español: Camilo Castelo Branco, José María Eça de Queirós, Fernando Pessoa y Mário de Sá-Carneiro. Se han seleccionado relatos representativos de sus autores, que pueden ser una buena introducción a su obra para aquellos lectores que no los hayan leído anteriormente, o un buen complemento a aquello ya leído, pues en varios casos se trata de textos no traducidos anteriormente al castellano.
El amor es el tema de los relatos de Castelo Branco y Eça de Queirós. El primero, un relato de amor espiritual llevado al límite; el segundo, un caso de amor patológico que mezcla el drama con la ironía y el humor incomparable de Eça. Los relatos de Fernando Pessoa son un pequeño mosaico dentro del gran mosaico que es la obra de Pessoa, siempre genial. Los dos relatos de Sá-Carneiro son una excelente muestra de las inquietudes vitales del brillante amigo de Pessoa.

PESSOA, FERNANDO
Fernando Pessoa nació en Lisboa el 13 de


junio de 1888. Su madre, prematuramente


viuda, se casó en segundas nupcias con el


comandante João Miguel Rosa, que en 1895


fue nombrado cónsul en Durban


(Sudáfrica), donde Pessoa estudió en el


convento de West Street y luego en la High


School y la Commercial School, y pasó el


examen de admisión y la Intermediate


Examination de Artes en la Universidad de


Ciudad del Cabo. En 1905, Pessoa se


trasladó a Lisboa para matricularse en el


curso superior de Letras. Traductor,


astrólogo, médium, ensayista, vinculado a la


vez a la vanguardia literaria y plástica y al


ocultismo, Fernando Pessoa debe su extensa


y casi enteramente póstuma notoriedad


mundial a la vasta y variada obra poética


que, firmada por él mismo o atribuida a


alguno de sus heterónimos -señaladamente


Alberto Caeiro, Ricardo Reis y Alvaro de


Campos- , se difundió sobre todo a partir de


su fallecimiento en Lisboa el 30 de


noviembre de 1935.