CUANDO EDITAR ERA UNA FIESTA

CUANDO EDITAR ERA UNA FIESTA. CORRESPONDENCIA PRIVADA

Editorial:
TUSQUETS EDITORES
Año de edición:
Materia BIC
Industrial editorial y comercio de libros
ISBN:
978-84-9066-784-2
Páginas:
500
Encuadernación:
Rústica
Disponibilidad:
Sin stock. Entrega en 3/5 días.

23,00 €
Comprar

En dólares:

$ 31,74
Sin stock. Entrega en 3/5 días.

Cuando en 1955 atravesaba por primera vez el umbral del viejo edificio barcelonés de Seix Barral, Jaime Salinas no sospechaba que durante los siguientes treinta años iba a protagonizar una profunda transformación del mundo editorial español. En efecto, su gestión al frente de sellos tan fundamentales como Alianza, Alfaguara, Aguilar o el mencionado Seix Barral le permitió idear proyectos imaginativos, modernizar catálogos y, sobre todo, ser un testigo privilegiado de las grandezas y vanidades de escritores, agentes y editores, desde los sesenta en adelante, retratados en estas páginas de forma implacable.
La copiosa correspondencia que Salinas mantuvo durante años con su pareja, el escritor islandés Gudbergur Bergsson, sumada a numerosos testimonios personales, le ha permitido al profesor Enric Bou armar este libro, que funciona como unas singulares memorias. Jaime Salinas aparece en ellas como un observador irónico y agudísimo, tan sincero como desencantado, de las flaquezas, envidias, maldades y polémicas de la vida literaria española, llena también, no obstante, de talento, inteligencia y poder creativo. Cuando editar era una fiesta es sobre todo el fascinante retrato de una época y un país en el que un puñado de autores y editores lucharon contra los elementos para dejar atrás la desidia cultural.

SALINAS, JAIME
Jaime Salinas (Maison-Carrée, Argelia, 1925 - Islandia, 2011) era hijo del poeta Pedro Salinas. Tras pasar los primeros años de su vida en España, en 1937 viajó con su familia a Estados Unidos donde residió hasta 1954. Graduado en la Universidad Johns Hopkins, a su vuelta a Europa se estableció en París donde quiso desarrollar estudios en cinematografía. Sin embargo, una estancia temporal en España, que el azar convirtió en permanente, marca el comienzo de su actividad en el ámbito editorial en la que destacan su paso por editoriales tan prestigiosas como Seix Barral, Alianza Editorial (que cofundó en 1966), Alfaguara y Aguilar. Su labor al frente de estos proyectos, interrumpida durante algunos años para ocupar el cargo de director general del Libro y Bibliotecas (1982-1985), le convirtió en uno de los editores más innovadores de la España moderna. En Alfaguara impulsó iniciativas editoriales de gran relevancia como la creación de una colección de clásicos considerada referente indispensable y la difusión de autores de la talla de Thomas Bernhard, Günter Grass o Michael Ende. Tras su jubilación en 1990 se estableció en Islandia. Allí escribió sus memorias tituladas Travesías (2002).