AVIVAR EL FUEGO

AVIVAR EL FUEGO. (POEMAS 1980-2016)

Editorial:
EDITORIAL RENACIMIENTO, S.A. (SEVILLA)
Año de edición:
Materia
Poesía
Materia BIC
Poesía de poetas individuales
ISBN:
978-84-17550-11-0
Páginas:
116
Encuadernación:
Rústica
Disponibilidad:
EN STOCK
Colección:
Calle del Aire

15,90 €
Comprar

En dólares:

$ 21,94
EN STOCK

Aurora Saura Bacaicoa nació en Cartagena en junio de 1949 y residió hasta su adolescencia en Alicante. Estudió Filología Románica en la Universidad de Murcia y ha sido profesora de Lengua y Literatura hasta su jubilación.
Ha publicado los siguientes libros de poemas: Las horas (1986), De qué árbol (1991), Retratos de interior (1998, reedición en 2014), Si tocamos la tierra (2012) y Mediterráneo en versos orientales ?plaquette de haikus? (2015). Varios de sus poemas han sido recogidos en distintas antologías; las más recientes: Contra. Poesía ante la represión (2016) y Composición de lugar (2016).
Ha participado frecuentemente en lecturas poéticas, coloquios y encuentros literarios. Ha colaborado también en revistas de la misma índole y en libros franceses para estudiantes de Español.
Su lema podría ser, algo modificada, la famosa frase de Terencio: «Nada, humano o no, me es ajeno».

En 'Avivar el fuego', se recoge una selección de libros anteriores: 'Las horas', 'De qué árbol', 'Retratos de interior', 'Si tocamos la tierra', y algunos poemas inéditos.

SAURA, AURORA
Aurora Saura Bacaicoa nació en Cartagena en junio de 1949 y residió hasta su adolescencia en Alicante. Estudió Filología Románica en la Universidad de Murcia y ha sido profesora de Lengua y Literatura hasta su jubilación. Ha publicado los siguientes libros de poemas: Las horas (1986), De qué árbol (1991), Retratos de interior (1998, reedición en 2014), Si tocamos la tierra (2012) y Mediterráneo en versos orientales ?plaquette de haikus? (2015). Varios de sus poemas han sido recogidos en distintas antologías; las más recientes: Contra. Poesía ante la represión (2016) y Composición de lugar (2016). Ha participado frecuentemente en lecturas poéticas, coloquios y encuentros literarios. Ha colaborado también en revistas de la misma índole y en libros franceses para estudiantes de Español. Su lema podría ser, algo modificada, la famosa frase de Terencio: «Nada, humano o no, me es ajeno».